Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

viernes, 1 de abril de 2016

Me necesito

Todo este dolor que siento y que tengo por dentro no lo entendía. Sé que estoy en una época de cambios y todos han llegado tan rápido que ha sido muy difícil de encajar. Ha sido como si el viento levantara mi casa de madera palo a palo, clavo a clavo y yo tratando de aferrarme a la última astilla que pudiera coger con mi mano. 

No me había dado cuenta de lo inútil que era esto hasta ahora. Lo que no entendía era que trataba de salvarme con  lo externo, escondiéndome en la habitación mientras la casa se la llevaba el viento. No quería darme cuenta de la realidad, ese era el problema. 

Es por eso que ahora es el momento de salir de este montón de madera y dejarlo atrás. Es la hora de volar con el viento. Me toca dejarme llevar  y así poder buscarme. Ya va siendo hora de que vuelva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario