Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Decepcionada

Te enseñaron a caminar sin saber a dónde ir. Siempre te han intentado enseñar la misma lección que nunca has querido aprender. No aprendes que la gente sí que puede ser mala, no aprendes que la gente no dará por ti lo que tú estás dispuesta a dar, no aprendes que el amor no es fácil. No aprendes que luchar por una persona no sirve de nada. Se desgastó y no lo entiendes.

No importan tus intenciones sino lo que se ve. ¿Para quién intentabas ser perfecta? Llevo toda la vida luchando entre lo que quieren que sea y lo que quiero ser. Soy alguien que ama, que ama de forma incondicional. Soy alguien que admira a los demás. Soy alguien que ama el deporte, que le encanta bailar, que le gusta hacer cosas por los demás, que odia las injusticias, que no está a favor de la violencia. Soy alguien a quien le encanta caminar, alguien que no necesitaba lo material, soy alguien a quien han intentado imponer ideas. Soy alguien a quien abatieron. Me han hecho perderme, me he perdido en toda la gente que he querido. Siempre he sentido que me abandonan, no me gusta que la gente se vaya. Siempre deseo que me perdonen, porque yo tengo una gran capacidad de perdón. En ese sentido he buscado que hagan conmigo, lo que yo hago por ellos. Soy alguien feliz, que da buena vibra, soy mis defectos y mis virtudes. Soy imparable, soy impulsiva, soy cariñosa, soy fuerte, soy grande.

Me he pasado la vida intentando ser perfecta, intentando encajar. intentando que me quieran. Me dijeron que era demasiado perfeccionista y empecé a ser menos organizada. Me dijeron que solo sabía hablar de estudios y repartí mi tiempo. Me decían que mi forma arrolladora de ser les daba vergüenza e intenté ser menos llamativa. Cada vez que se iba alguien me culpaba, sentía que todo lo había hecho mal yo. Pedía perdón aunque a veces no supiera ni por qué. Me he descuidado mucho. Yo no soy la culpable de todo.

Soy muchas cosas buenas, aunque hayan conseguido que piense que solo soy mala. Hay poca gente que me valore de verdad. Me he dejado perder una y otra vez. Me he dejado dañar, me he dejado la piel por los demás. Los he puesto por delante, pensando que valen más que yo. Por intentar ser buena, por querer desenfrenadamente lo mejor para el resto, he descuidado a la persona más importante. Me he descuidado a mí. No soy la más Santa aquí, yo me equivoco. Pero nunca daño con intención. No soy ángel, pero tampoco soy la peor mierda del mundo.

No voy a cambiar lo que soy, porque me gusta amar. No obstante, voy a volver a ser analítica y calculadora. Se acabó confiar primero y luego palos. Acabaron con mi visión de todos tenemos un contexto. Haré como dice mi psicóloga,  voy a empezar a poner a todo el mundo en una balanza y a ver quién me aporta de verdad. Solo daré por quien me demuestre y ya. Se acabó el confiar en todos, ya yo no me fio de nadie.

domingo, 27 de agosto de 2017

efve

Me prometiste irgasmo. Me lo recordaste el otro día, que solo era a mi. Sin embargo no me buscas. Yo nunca te dejaba ir. En mi crisis existencial siempre te pedí que me abrazaces y me dijeras que no pasaba nada. Así como hiciste la última vez. Cuando todo parecía acabarse para mi, tú eras lo único que me mantenía en la luz. Siempre esperé eso, siempre esperé alguien que me quisiera sin limites. Pero te destruí, como siempre.

sábado, 26 de agosto de 2017

Con todo mi amor

El hecho de pasar estudiando 24h a no hacer nada generó en mi un vacío gigante, Sumandole que en esos dos días no te eché tanto de menos  y mi pensamiento de que eras más que yo. Más mi obsesión Disney.

Yo me aleje, me aleje de ti y te hice daño. Pero no me aleje de ti solamente. Yo me aleje de todo. Me sentía sola y vacía. Y sentía que te arrastraba con ese sentimiento y a todo lo que había a mi alrededor.

En innumerables veces quise decirte de volver pero yo quería hacerlo bien. Quería ofrecerte mi 200% y que se fueran las dudas. Quería tener una relación perfecta.

Ahora sé que esas dudas no estaban, que era mi miedo a ser feliz. Ya sabes bien que nunca creo que me lo merezco.

Esto es un grito desesperado porque yo quiero que me quieras. Me muero porque me quieras. Quiero hacerte feliz y darte lo mejor de mi, sin importar nada más. Porque es el simple hecho de que me respondas o escuchar tu voz y siento mi corazon latir. Entonces cuando hablamos y sonríes ya se me va el mundo y cuando me llamas mimosa, yo me siento completamente tuya. Quiero ser la única, tu niña, tu amor. Lo quiero todo contigo. Quiero crecer contigo, ya te lo he dicho. Quiero hacerte crecee y estar en tus peores momentos mimandote y apoyandote. Echo de menos tus brazos a mi alrededor. Echo de menos el olor de tu piel. Echo de menos tu presencia. Quiero todo de ti y unas lineas no son suficientes. Contigo tengo tan poca fuerza de separarme que a las 5h ya te desbloquee. Y deseo que me busques, pero  sé que no vendrás.  Como siempre te buscaré yo.

Me encantaría creer que tenemos un futuro pero el hecho de que 2 meses hayan sido suficiente para que no quieras más de mi, me hace pensar si se verdad sentías tanto. Supongo que somos diferentes y lo que tú tardas 2, yo lo voy a tardar más de 1 año. Te conozco suficiente como para saber que ahora mismo me quieres por pena, porque sólo tienes sentimientos por mi cuando estoy mal. Esto me quema por dentro.

Otra cosa que me hace creer mis palabras es que no me has llamdo ni mandado un mensaje. Yo lo hice, porque necesitaba que supieras que iba a estar ahí. En innumerables veces durante mi período vacío te dije que lo que nnecesitaba era tu abrazo y que me dijeras que todo iba a salir bien.Yo en el fondo de mi ser no quería espacio sino que me rescatars. Y ahora por mi forma de pensar y no saber gestionar mis emociones, te he apartado de mi lado y si te soy sincera, si el precio de mi cordura era perderte, prefería la locura, pero contigo.

Escribirte que tú  a mi no me quieres, o por lo menos no a tu lado, me produce un dolor que no te imaginas y en el fondo de mi corazón, la Indira enchochada está intentando convencerte de que me quieras. Está diciendote todo para ver si cual historia de amor se te van esas ideas y por fuerza divina me vuelves a querer.

A mi me gustabas desde aquella vez que quedamos solos y te dije que te besaria. Desde ahí ya me lo negaba porque éramos amigos, porque acababa de dejar a mi pareja y tenía miedo de esto. Sabes que te zorreaba intentando siempre que tú dieras el primer paso o porque era el unico momento que tenia para acercarme a ti, por tu novia. Al final tenías razón y yo sí que te quería más.

Y sé que te voy a volver loco, pero no puedo evitarlo, me he dado cuenta de que estoy enamorada de ti. Y era algo que me ha costado admitir, porque no quería perderme en ti y lo hice. No queria admitir que te queria mas de lo que tu ne querias a mi. No queria acapararte totalmente. Mientras en ti algo se apaga, lo mío alumbra más fuerte. Como bien te dije a destiempo. Ahora soy yo quien no te ve como un amigo.

Podría pasarme horas escribiendote pero no creo que sirva de mucho. Sólo para que te quedes con esta bonita historia y que algún día puedas contar lo mucho que alguien te quiso una vez. Y todo te lo confieso porque yo soy partidaria de que las cosas hay que decirlas y y por mi afán de no dejar de intentar. Es aqui cuando a pesar de decirte que me alejo vuelvo para intentarlo y por eso te digo que arrastro. Siempre buscando una respuesta que sé que no me puedes dar. Soy esclava de mis palabras pero es que no pueden ser más sinceras.

Te quiero

martes, 22 de agosto de 2017

El mejor pañuelo siempre es de papel

Para mí es tan difícil tener un pensamiento quieto que tengo miedo.  Yo soy mi mayor miedo, porque me intento sabotear una y otra vez. Ya mi primo me lo dijo, que tiene miedo de que acabe mal y es que tiene razón. Mi forma de caminar me lleva a lo peor. Cuesta reconocer que uno se quiere poco, pero pongo tanto  a los demás por encima que me quedo en nada. Últimamente la gente me ha vuelto desconfiada y me ha quitado las ganas de ser yo.  Las personas que menos esperas siempre son las que más daño hacen.  Pero parece que eso es lo que mi cuerpo quiere. Parece que soy adicta al daño. Pero todo esto me lo hago yo misma.


Hoy estoy desilusionada. Yo en cada situación que me imaginaba lo veía a él. Lo imaginaba de una forma mejor, donde yo sabía con seguridad mis sentimientos. A cada lado que miraba lo veía a él, por haber compartido cosas con él y `porque el mínimo detalle que veía, lo veía a él. Andaba organizando el plan infalible para volver. El regalo perfecto. Pero de repente todo se para. Las cosas son distintas, aunque tu esperanza irracional te hacía estúpida. Porque siempre eres así cuando quieres. Te vuelves estúpida y se te olvida la realidad. Esa realidad dolorosa que sabes que no puedes conseguir lo de ates. Que lo has destruido tú solita, porque nunca aceptas lo bueno y te haces daño. Por loca, por tener una mente de mierda, por ser una puñetera inestable, ya no eres la primera. Ya no hay confianza de ninguno y el amor que nos queda nos hace daño. Y puede que tú te lo merezcas pero a él ya le hiciste suficiente. Y ya sabes que lo que viene duele. Que estarás triste, que te dolerá tanto que lo notarás físicamente. Porque hasta tu dolor irracional y extremo como tú. ¿Si sabias que lo ibas a destruir para qué te empeñas en intentar cambiarlo? Sabías que tenías que estar sola, porque sola nadie sufre, porque sola no haces daño.  

lunes, 31 de julio de 2017

Quiero estar con él, pero con una relación diferenete. Con más espacio, con más aire, pero con él.

sábado, 29 de julio de 2017

día 3 sin ti

Que me bloquees me hace sentir que ya no me quieres y no sé como tomarmelo. Pienso en si debería dejarte ir porque te mereces lo mejor o en ser egoista y no dejarte. Me pregubtaron que pasaba si te ibas con otra y yo eso lo veo irreal. Pero si pasase, a mi me dab los choques.

Yo quiero que estes aqui y que me cuides. Quiero que me quieras, que me ayudes, que me dejes ser yo. Quiero que dejes de ser gilipollas y me entiendas de verda. Que tú eres de blancos y negros pero yo soy de tonos grises. Me cuesta adaptarme a ti. Yo soy volatil, inconstante. Yo quiero ser lo que quieres pero me cuesta. Soy así. No hay más. Soy 4 años menos evolucionada que tú. Me cuesta distinguir muchascosas, pero joder, tengo 20 años. La vida no es blanca o negra. Hay muchos colores. Déjameequivocarme. Pwrmiteme el error, permiteme la duda. Yo no soy Asier, yo soy Indira. Me equivoco mucho pero intento no hacerlo mal, especialmente no hacwrlo mal contigo. Si no es lo que quieres, ni l oque esperas en tu mundo super hecho pues no sé, de verdad he intentado. Solo me duele pensarte con otra, me duele no estar ahi para ti, me duele, sinplemente me duele  y me encantaria decirte: si voy a ser tu novia incondicionalmente. Pero yo voy a otro ritmo, voy lento. Y me duele ir lenti, quiero corrwr a tu lado y no puedo. Quiero estar a tu altura y me cuestan siento nque sea asi. Pero no hay mas en mi. No me presio es con tus aqui y ahora. Yo soy aqui ahora en el infinito y mas alla. Porque yo soy inconstante y ni es qje me gusste ni me sienta orgullosa pero es asi. Soy asi.


viernes, 28 de julio de 2017

Día 2 sin ti

Es eschuchar tu viz y ponerme feliz. Llevo todo el día preguntando a mi hermana qué cosas siente ella, porque yo  no siento todo el día que quiera estar contigo, tampoco te pienso todo el día y a veces cuando me decías que venías a verme no me alegraba de forma exagerada.  Yo pensaba que eso era amor, que tengo que estar totalmente prendads a todas horas de ti. Y yo a vecesno siento nada.

Pero es escuchar tu voz, después de llevar 2 días sin hablarnos y me pongo feliz. Tu indiferencia me resultaba graciosa, porque yo iba a decirte cállate y tratame bien pequeño idiota, que sabes que vamos a volver. Me duele que hoy no cuentes conmigo, me duele no ser la primera para ti en un momento así. Quiero llamarte y pasarme la noche a tu lado y no sé si creer a tus palabras o hacer lo que creo que necesitas. Supongo que me arriesgare y ya me echaras la bronca. Pero hoy no te dejo solo porque no me da la gana.

Hoy sigo queriendo estar contigo

miércoles, 26 de julio de 2017

Día 1 sin ti

Tengo miedo. Nunca te lo he escondido, pero hoy lo digo en voz alta. Todo se me acumuló, todas las cosas de mi vida me estaban haciendo explotar y yo dejé que esa explosión se adentrase en nosotros.

Me sentía vacía, vacía por todo, y yo confundí ese todo contigo. Pero no es muy raro, teniendo en cuenta que  prácticamente te has convertido en eso para mí.

Hoy fui al médico y pedí cita para el psicólogo. Hablé con mi médico y exploté, le conté lo mal que lo estaba pasando y me gustó que me dijera lo mismo que tú. Que mis dudas deberíamos afrontarlas juntos y que debería contarte lo que me pasa e intentar, mediante la palabra, crecer juntos.

Sé que te enfada que no te haga caso a ti y sí alguien externo, pero yo necesitaba apoyo de alguien que no estuviera influenciado por todas las circunstancias. Y no lo digo solo por ti, sino por toda la gente que me rodea.

Me cuesta contarte todo, porque quiero que lo nuestro sea tan genial y perfecto que se me olvida que yo también tengo derecho a estar triste y dudar. Tengo miedo de que estés mal por mi culpa, que de que el día de mañana te deje. Tengo miedo de ser como tu ex y maltratarte psicológicamente. Tengo miedo de perderme a mi misma detrás de ti, de ser menos que tú y sentirme que esto en tu sombra. Tengo miedo de no ser lo suficientemente postu o de no arreglarme lo suficiente para ti. Tengo miedo de dejarte de gustar, de no estar a la altura ni físicamente, ni inteligentemente ni de ninguna.  Tengo miedo de que el hecho de no quererte de una forma arrolladora y dependiente signifique que no te quiero. Tengo miedo de equivocarme. Tengo miedo de que esto se gaste. Tengo miedo de que por habernos dado tiempo, te vayas para siempre. Tengo miedo de cansarme, de que lo nuestro se vuelva monótono. Tengo miedo de dejar de hacer cosas por ti. Tengo miedo de sentirme querida.  Tengo miedo de que tengas todo tan claro. De volverme una maniatica. Tengo miedo de que nos agobiemos el uno al otro de nuevo con los exámenes. De cambiar mi ritmo de estudio por ti. Tengo miedo de sentir envidia de tus éxitos.

Yo tengo miedo de que te des cuenta de que puedes tener algo mejor. Tengo miedo de que veas que te destruyo. Tengo miedo de que me hagas feliz y no darme cuenta de ello.

Eres exactamente todo lo que siempre he querido de un chico y sin embargo me niego a mi misma que lo seas. Me digo que no, siempre te busco trabas.  Yo pongo barreras y no sé por qué lo hago. Será porque no te quiero suficiente o porque no me quiero suficiente a mi como para aceptar que te puedo tener.

Quiero estar contigo y seguiré escribiendo todos los días para intentar que el día que lo leas, no sea demasiado tarde.

sábado, 18 de marzo de 2017

Tóxica

Puede que mi mente volátil parezca divertida. Quizás a veces lo sea, pero otras es lo peor que me puede suceder. A veces quiero entenderme y tener una idea clara y fija sobre lo que siento. Es muy difícil entenderme. Nunca tengo claro lo que quiero y mi cabeza va cambiando cada segundo.

Lo único que sí sé es que no quiero hacer daño a los demás y sin embargo a veces parece que es lo único que hago. No es que no te quiera o que no sienta nada, es simplemente que no sé dónde está el límite de lo que siento por ti. No puedo abrirme y decirte que te amo porque no sé hasta que punto es así. No entiendo lo que siento, solo sé que quiero tenerte cerca pero a la vez no quiero una pareja. Quiero estar contigo en mi cama, besarnos, darnos cariño y todas esas cosas. No quiero perderte, ni que nada cambie pero entiendo que te alejes porque no lo soportas. A mi esto me duele pero no puedo prometerte que en mi vaya a más y por eso lo acepto. Por eso existe mi silencio, porque no sé a dónde puedo llegar.