Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

martes, 2 de octubre de 2012

to gnaw

Entras en depresión cuando no quieres saber de nada, ni de nadie. También te sientes solo, te vuelves desconfiado. Poco a poco pierdes el sentido a la vida, ya que aquello que considerabas tu adicción va dejando de tener sentido. Entonces cada día se vuelve rutina, apenas quedan cosas que te hagan seguir. Lo peor es que lo poco que te hace seguir aquí este lejos y sea poco accesible. No dices nada porque consideras que tu única labor es no dar problemas a tus padres, en especial  a tu madre. Pero de repente un día no puedes más y lo sueltas todo, luego no sabes como se siente, lo único en que piensas es en que no crea que es su culpa.  Y entonces si que estás perdido, porque no solo tenías con aquello sino que ahora hay más. Te encantaría seguir con tu nata positividad, pero hay algo que puede más, quizás el pensar tanto o no sé, solo quiero buscar la forma de parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario