Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

miércoles, 15 de agosto de 2012

¿Sabes de esa sensación que te impide hablar? Cuando tu garganta oscila sin parar y parece que si pronuncias una simple sílaba te fuese a doler. Esa sensación pasa normalmente cuando estás a punto de llorar. Llorar por algo que quizás no aceptas, pero que es vital entender. Mucha gente dice que llorar es de débiles, otras tan solo piensan que es señal de que tienes sentimientos. ¿Y aquellos que lloran porque han logrado algo? ¿ O los que lloran porque algo bueno ha pasado? Al fin y al cabo llorar es llorar, es una sensación no muy agradable. Por lo general se llora cuando hay impotencia, y en una circunstancia no puedes hacer nada, que es cuando realmente te sientes hundido. Pero llorar no solo debe asignarse a lo malo, porque la verdad que para llorar por mal, es mejor llorar de alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario