No estoy aquí para demostrarte nada.

domingo, 27 de agosto de 2017

efve

Me prometiste irgasmo. Me lo recordaste el otro día, que solo era a mi. Sin embargo no me buscas. Yo nunca te dejaba ir. En mi crisis existencial siempre te pedí que me abrazaces y me dijeras que no pasaba nada. Así como hiciste la última vez. Cuando todo parecía acabarse para mi, tú eras lo único que me mantenía en la luz. Siempre esperé eso, siempre esperé alguien que me quisiera sin limites. Pero te destruí, como siempre.

sábado, 26 de agosto de 2017

Con todo mi amor

El hecho de pasar estudiando 24h a no hacer nada generó en mi un vacío gigante, Sumandole que en esos dos días no te eché tanto de menos  y mi pensamiento de que eras más que yo. Más mi obsesión Disney.

Yo me aleje, me aleje de ti y te hice daño. Pero no me aleje de ti solamente. Yo me aleje de todo. Me sentía sola y vacía. Y sentía que te arrastraba con ese sentimiento y a todo lo que había a mi alrededor.

En innumerables veces quise decirte de volver pero yo quería hacerlo bien. Quería ofrecerte mi 200% y que se fueran las dudas. Quería tener una relación perfecta.

Ahora sé que esas dudas no estaban, que era mi miedo a ser feliz. Ya sabes bien que nunca creo que me lo merezco.

Esto es un grito desesperado porque yo quiero que me quieras. Me muero porque me quieras. Quiero hacerte feliz y darte lo mejor de mi, sin importar nada más. Porque es el simple hecho de que me respondas o escuchar tu voz y siento mi corazon latir. Entonces cuando hablamos y sonríes ya se me va el mundo y cuando me llamas mimosa, yo me siento completamente tuya. Quiero ser la única, tu niña, tu amor. Lo quiero todo contigo. Quiero crecer contigo, ya te lo he dicho. Quiero hacerte crecee y estar en tus peores momentos mimandote y apoyandote. Echo de menos tus brazos a mi alrededor. Echo de menos el olor de tu piel. Echo de menos tu presencia. Quiero todo de ti y unas lineas no son suficientes. Contigo tengo tan poca fuerza de separarme que a las 5h ya te desbloquee. Y deseo que me busques, pero  sé que no vendrás.  Como siempre te buscaré yo.

Me encantaría creer que tenemos un futuro pero el hecho de que 2 meses hayan sido suficiente para que no quieras más de mi, me hace pensar si se verdad sentías tanto. Supongo que somos diferentes y lo que tú tardas 2, yo lo voy a tardar más de 1 año. Te conozco suficiente como para saber que ahora mismo me quieres por pena, porque sólo tienes sentimientos por mi cuando estoy mal. Esto me quema por dentro.

Otra cosa que me hace creer mis palabras es que no me has llamdo ni mandado un mensaje. Yo lo hice, porque necesitaba que supieras que iba a estar ahí. En innumerables veces durante mi período vacío te dije que lo que nnecesitaba era tu abrazo y que me dijeras que todo iba a salir bien.Yo en el fondo de mi ser no quería espacio sino que me rescatars. Y ahora por mi forma de pensar y no saber gestionar mis emociones, te he apartado de mi lado y si te soy sincera, si el precio de mi cordura era perderte, prefería la locura, pero contigo.

Escribirte que tú  a mi no me quieres, o por lo menos no a tu lado, me produce un dolor que no te imaginas y en el fondo de mi corazón, la Indira enchochada está intentando convencerte de que me quieras. Está diciendote todo para ver si cual historia de amor se te van esas ideas y por fuerza divina me vuelves a querer.

A mi me gustabas desde aquella vez que quedamos solos y te dije que te besaria. Desde ahí ya me lo negaba porque éramos amigos, porque acababa de dejar a mi pareja y tenía miedo de esto. Sabes que te zorreaba intentando siempre que tú dieras el primer paso o porque era el unico momento que tenia para acercarme a ti, por tu novia. Al final tenías razón y yo sí que te quería más.

Y sé que te voy a volver loco, pero no puedo evitarlo, me he dado cuenta de que estoy enamorada de ti. Y era algo que me ha costado admitir, porque no quería perderme en ti y lo hice. No queria admitir que te queria mas de lo que tu ne querias a mi. No queria acapararte totalmente. Mientras en ti algo se apaga, lo mío alumbra más fuerte. Como bien te dije a destiempo. Ahora soy yo quien no te ve como un amigo.

Podría pasarme horas escribiendote pero no creo que sirva de mucho. Sólo para que te quedes con esta bonita historia y que algún día puedas contar lo mucho que alguien te quiso una vez. Y todo te lo confieso porque yo soy partidaria de que las cosas hay que decirlas y y por mi afán de no dejar de intentar. Es aqui cuando a pesar de decirte que me alejo vuelvo para intentarlo y por eso te digo que arrastro. Siempre buscando una respuesta que sé que no me puedes dar. Soy esclava de mis palabras pero es que no pueden ser más sinceras.

Te quiero

martes, 22 de agosto de 2017

El mejor pañuelo siempre es de papel

Para mí es tan difícil tener un pensamiento quieto que tengo miedo.  Yo soy mi mayor miedo, porque me intento sabotear una y otra vez. Ya mi primo me lo dijo, que tiene miedo de que acabe mal y es que tiene razón. Mi forma de caminar me lleva a lo peor. Cuesta reconocer que uno se quiere poco, pero pongo tanto  a los demás por encima que me quedo en nada. Últimamente la gente me ha vuelto desconfiada y me ha quitado las ganas de ser yo.  Las personas que menos esperas siempre son las que más daño hacen.  Pero parece que eso es lo que mi cuerpo quiere. Parece que soy adicta al daño. Pero todo esto me lo hago yo misma.


Hoy estoy desilusionada. Yo en cada situación que me imaginaba lo veía a él. Lo imaginaba de una forma mejor, donde yo sabía con seguridad mis sentimientos. A cada lado que miraba lo veía a él, por haber compartido cosas con él y `porque el mínimo detalle que veía, lo veía a él. Andaba organizando el plan infalible para volver. El regalo perfecto. Pero de repente todo se para. Las cosas son distintas, aunque tu esperanza irracional te hacía estúpida. Porque siempre eres así cuando quieres. Te vuelves estúpida y se te olvida la realidad. Esa realidad dolorosa que sabes que no puedes conseguir lo de ates. Que lo has destruido tú solita, porque nunca aceptas lo bueno y te haces daño. Por loca, por tener una mente de mierda, por ser una puñetera inestable, ya no eres la primera. Ya no hay confianza de ninguno y el amor que nos queda nos hace daño. Y puede que tú te lo merezcas pero a él ya le hiciste suficiente. Y ya sabes que lo que viene duele. Que estarás triste, que te dolerá tanto que lo notarás físicamente. Porque hasta tu dolor irracional y extremo como tú. ¿Si sabias que lo ibas a destruir para qué te empeñas en intentar cambiarlo? Sabías que tenías que estar sola, porque sola nadie sufre, porque sola no haces daño.