Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

martes, 3 de septiembre de 2013

Pues no, no creo en Dios, ni en Alá, ni en el buda, ni en ninguna de sus formas de manifestarse. Tampoco creo en el destino, ni en el karma. Es verdad que aveces es jodido, porque cuando tratas de ser buena te llevas muchos palos, y no tienes a lo que aferrarte. Yo solo creo en las circunstancias. También creo en las personas. A veces nos pasan cosas buenas, y otras nos pasan cosas malas. Lo que tengo lo he conseguido a pulso, no me lo ha dado ningún Dios, ni es obra del destino.