Comenzaría así, tirandote en la cama, besando cada centímetro de tu cuerpo.

martes, 31 de julio de 2012

Siempre el mismo juego, yo arriba, tú abajo. Claro es que me encanta controlar. Sobretodo me encanta sentir tu deseo, escucharte y lo que más verte, ja, sí verte, como si fueras inerte. Ahí con la cara hacia un lado, mordiéndote los labios, efectivamente, verte en esos momentos no es bonito, sino que simplemente es sublime. Últimamente, te ves más decidido, cambias las cosas y decides mandar tú. Por eso serás quien de el próximo paso, es que en este tiempo he descubierto que es muy divertido cuando las cosas son a tu manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario